Actualmente los estudios sobre arquitectura y obras de arte desde una perspectiva estética han abordado aportaciones valiosas a la historia,  por lo que día a día se ha incrementado la necesidad de la formación de estudiantes capaces de investigar y de hacer uso de su pensamiento crítico y estético.

La arquitectura es un elemento artístico y es parte interesante de nuestro país. En este caso sobre la Iglesia “Nuestra Señora de La Candelaria” de Bailadores, logrando de alguna manera cautivar al espectador por sus ricos valores simbólicos, por la distribución de cada elemento arquitectónico, que contribuyen a enriquecer aún más estas obras edilicias.

En esta investigación se realizará la historia de una construcción religiosa y en particular se seleccionó la Iglesia “Nuestra Señora de La Candelaria” de Bailadores en el Estado Mérida, por tratarse de una edificación que incorpora innovadores elementos en el contexto arquitectónico de nuestro país, aunado al hecho de que nos puede permitir un vasto campo de interpretaciones, además se hará mención de los antecedentes que dieron origen a su construcción, al mismo tiempo determinar las influencias estilísticas y estéticas que presenta. De igual forma la importancia y significación del espacio arquitectónico, sus valores simbólicos para crear un campo que refleje las actividades y el pensamiento del hombre.

Así pues la investigación y el estudio de obras arquitectónicas en Historia del Arte deben ser actividades que permitan nuevos modos de pensamientos y acceso al contexto estético, cultural, artístico, religioso de nuestro país y en especial nuestro Estado.

Fundación  de  Bailadores

Proveniente de Pamplona y tierras del Magdalena hacia 1558 Juan Rodríguez Suárez, pasa por las tierras de Bailadores en busca de oro hasta llegar a las cimas nevadas a cuyo pie fundó la ciudad de Mérida, esta expedición les permitió conocer lugares, sitios y grupos indígenas; iniciándose así la historia de La Grita y Bailadores.

El nombre de Bailadores tiene su origen en el hecho de que  a los indígenas de esa zona cuando enfrentaban a sus enemigos, tenían una forma peculiar en danzar o dar saltos, movimientos de un lado a otro y así los conquistadores les llamaban los ”indios bailadores“.

Para 1578 el español Francisco de Cáceres hace una relación de las estancias y hatos de Bailadores para llevar a cabo el reparto de indios entre capitanes y estos cumplan duras faenas de trabajo (ocupándose las tierras en faenas de ganadería) bajo el mando de encomenderos. La constitución del pueblo como tal data del 04 de Octubre de 1601, a petición de los encomenderos, entre quienes se encontraban Francisco de Escalante  y Rodrigo de Legua. Esta fundación la realiza el Juez Pedro de Sande, con indígenas de las etnias Bailadores, Yeqüines y Mucutíes. Al parecer se despobló y fuere fundada por Auto del Obispo de Santa Fe de Bogota en la cuarta década del siglo XVIII (entre 1740-1744)[1].

En 1601 la población es denominada La Veracruz de los Bailadores, fundada por el Capitán Luis Martín Martín, cumpliendo órdenes del Juez Oidor Pedro de Sande de la Audiencia Real de Santa Fe de Bogotá, la cual había dispuesto reunir en un Pueblo de Doctrina  a encomenderos e indígenas del Valle de los Indios Bailadores, con el objeto de infundirles las enseñanzas cristianas.

El encomendero gritense Benito Vásquez Hermoso (hijo de Cristóbal Velásquez, uno de los fundadores de la Grita) arremete la reinstalación del pueblo de indios, trae sus indios asentados en las cercanías de la Grita, y junto con otros encomenderos logra reunir cierta cantidad para darle fuerza a la nueva fundación, en el lugar los doctrineros franciscanos habían ubicado una imagen de Nuestra Señora de la Candelaria. Por esa razón, Vásquez denomina al Pueblo en homenaje a la Virgen María en la advocación de las candelas y preserva igualmente la denominación de “Los Bailadores”. A este  acto asiste el sacerdote gritense Bartolomé Carrero de Escalante, quien dona tierras a la comunidad Agustina para la creación de un Hospicio en 1644 (estos documentos originales reposan en el Archivo del Convento San Agustín de Santa Fe de Bogota).[2]

En 1742 fue erigida como Parroquia, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Candelaria, siendo su primer párroco el Pbro. Dr. Buenaventura Méndez. Luego en 1811 la Junta Patriótica de Mérida la elevó a la categoría de Villa, pasando a llamarse Villa Páez (en homenaje al General José Antonio Páez). Para 1811 y 1903 se utilizaron indistintamente los nombres de Parroquia y Villa. En el periodo republicano fue Cantón de la Provincia de Mérida, y según Ley de 1868 Bailadores era capital del Departamento Páez y por Decreto del 21 de Diciembre de 1872 el antiguo Cantón Páez comenzó a llamarse Rivas Dávila. A partir de 1925 se empieza a utilizar la carretera trasandina y debido a la gran importancia agropecuaria de la zona, se realiza en 1929 una nueva división político-territorial del Distrito en dos Municipios: Guaraque y Bailadores, quedando éste último subdividido en nueve Aldeas hasta la creación del Municipio Foráneo Jerónimo Maldonado (La Playa). Ya para 1988, Bailadores se constituyó en la capital del Municipio Autónomo Rivas Dávila, con un Municipio Foráneo, Jerónimo Maldonado. En la última Ley de 1992, Rivas Dávila es denominado Municipio, y su capital sigue siendo la Población de Bailadores.[3]

Reseña Histórica de la Iglesia “Nuestra Señora de la Candelaria

Gracias a la labor del padre Bartolomé Carrero de Escalante, venido de La Grita se edifica una Capilla consagrada al culto y veneración de la Virgen de Candelaria en 1634, diez años después dona un terreno en el sitio de La Capellanía para que allí se levante un hospicio y un convento, el hospicio dura poco tiempo; por su parte, el convento no llegó a ser construido, pero se construye una capilla que desaparece con el tiempo[4].

Para los años 1826-1833 se lleva a cabo la reconstrucción de la Iglesia destruida luego con los terremotos de 1824 y 1932, y en Abril 1894 otro fuerte terremoto sacude a Los Andes venezolanos, donde muchos pueblos resultaron fuertemente afectados e incluyendo a Bailadores y su Iglesia.[5]

El actual templo tiene sus orígenes en 1936 por la iniciativa del Presbítero Ásale Arellano Belandria, quien da inicio a la construcción del Presbiterio con Cúpula de estilo Románico. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Juan de Los Santos, oriundo del Estado Táchira quien dirigió los trabajos de edificación de esta obra. Las modificaciones al Templo y labores eclesiásticas las continúa en 1936 el Sacerdote Octavio Rincón Santos.

Para 1943 es reemplazado por el Pbro. Silvestre Pernía Carrero que junto a la gestión parroquial Pro-Templo presidida por Don Zacarías Belandria se logra la construcción de las Naves, el piso de mosaico, elevar las torres que dan majestuosidad al Templo y colocar un provisional techo de asbesto. (bajo la dirección de los maestros Pedro y Víctor Colmenares hasta 1954 aproximadamente).

1954-1956 Don Arturo Moreno asume la labor como maestro en concluir la construcción de las dos torres del templo.

1956 se adquiere el reloj para la torre oeste y se termina la construcción del Altar Mayor. Este altar estuvo a cargo del ebanista merideño Jesús Berecibar.

1956 gracias al Pbro. Silvestre Pernía Bailadores cuenta con un templo refaccionado de gran belleza y en este año muere.[6]

La continuación de los trabajos se encarga el Cura Párroco Ramón Emilio Pernía, y como maestro de obra Don Arturo Moreno. Se sustituye el techo de asbesto por el que hoy muestra el templo. Se refuerzan las columnas y se inician labores de decoración interior, ejecutadas por el artista Arnaldo Giordani en 1961. (En el techo de la nave principal).

En 1966 comenzó sus labores como sacristán el Señor Gilberto Moreno, y la continuación de las obras es por los presbíteros Olinto Rosales y Antonio Romero (este adquiere los bancos que hoy tiene la iglesia).

La finalización del templo data de 1967, en 1980 el padre Alejandro Arias adquiere para el templo vistosas lámparas.

1984, el artista Dioban M. C. realiza el fresco que adorna el techo de la Capilla del Santísimo, situada al Este hacia lado de la Nave Lateral Izquierda.

Terminando el siglo XX, el Párroco Javier Melán llevó a cabo unos vitrales que le dan al templo gran iluminación.[7]

Descripción de la Iglesia “Nuestra Señora de la Candelariaglodis 2glodis 1

La Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria se encuentra ubicada entre las carreras 2 y 3 de la población de Bailadores, al frente de la Plaza Bolívar. Esta edificación es de forma rectangular con una longitud de 60m de largo por 25m de ancho aproximadamente. (Foto Nº 1) El espacio se organiza en tres vanos de acceso y tres naves longitudinales siendo el vano de acceso central y la nave central más ancha que las laterales, remata con un testero. Posee ocho tramos transversales y en el primer tramo a la altura de la nave principal se encuentra el Coro, separando las naves se encuentran columnas con basa y recubiertas con una pasta que imita el mármol, las columnas sirven de soporte a una serie de arcos, estas tres naves se encuentran separadas por columnas de orden toscano que sustentan ocho arcos de medio punto (Foto Nº 2).

Sobre las arcadas corre un trozo de muro decorado y remata con pequeños vitrales para una mejor vista a los frescos del techo y mejor  iluminación al templo (Fotos Nº 3, 4 y 5).

glodis3glodis 5glodis 4

La cúpula de estilo Románico y realizada por el Arquitecto Juan de Los Santos se ubica a la altura del Presbiterio (Fotos 6 y 7), allí observamos el empleo de la bóveda de medio cañon,  pequeños rosetones y vanos en vitral que le proporcionan al templo una gran iluminación junto a los grandes vitrales de las naves laterales y en el Altar del Evangelio (Foto 8).glodis6glodis7

En la nave lateral derecha hay tres grandes vitrales que, al estar el día bien soleado, dan al templo gran iluminación natural y destellos de colores, en el presbiterio hay dos vitrales que terminan en doble arco trifoliado (Fotos Nº 8, 9, 10, 11, 12 y 13)glodis 10

glodis8glodis 9

Cada uno de estos Vitrales adornan el templo y vienen a formar parte de algunos de sus elementos arquitectónicos, representan episodios religiosos, cumplen la función de iluminación dándole al templo una gran cromatización y llamativos claroscuros; en este templo es evidente vestigios goticistas por la presencia de  numerosas imagines de la Virgen y santos, también por  la luz que entra por las vidrieras y que se convierte en carácter trascendente y místico; es una luz que entra simbolizando a Dios, por decirlo de alguna manera, e ilumina a cada uno de los feligreses que asisten al templo.glodis 13

glodis 11 y 12

Descripción de la fachada

glodis 14

La fachada de la Iglesia esta organizada en tres calles, una central y dos laterales (Fotos Nº 14 y 15) donde la central tiene tres cuerpos; en el primero esta el vano principal con arco decorado y pequeñas formas en alto y bajo relieve, una cornisa da paso al segundo cuerpo donde se ubica una ventana bífora con un vitral y un rosetón de cristal para mayor iluminación y a cada lado dos columnas jónicas adosadas al friso, en este cuerpo del lado interior ubicamos el coro y remata con testero que tiene una columna jónica adosada a cada lado y dos ángeles que completan la decoración estilística y simétrica de la obra.

glodis 15

glodis 16glodis 17A los pies del templo del lado del Evangelio y del lado de la Epístola se ubican las torres de sección cuadrangular, ambas con vano de acceso de menor tamaño y arcos decorados semejante al vano principal, cada torre tiene una escalinata con camino al templo, la torre del lado del Evangelio (Foto Nº 16) en su primer cuerpo esta el vano de acceso, el segundo cuerpo da al coro, en el tercer cuerpo esta una ventana bífora, en el cuarto cuerpo el campanario y el quinto remata en pináculo sobre el cual se levanta una cruz de hierro. La torre de la Epístola (Foto Nº 17) en su primer cuerpo esta el vano de acceso, el segundo cuerpo da al coro, en el tercer cuerpo esta un doble campanario con ventana bífora, en el cuarto cuerpo se encuentra el reloj y el quinto remata en pináculo sobre el cual se levanta una cruz de hierro.

Es importante destacar como esta edificación fue realizada con gran simetría, armonía en la decoración, configuración espacial, iluminación natural y artificial, entre otros, dándole así al templo una concepción importante y abierta a significados e interpretaciones. (Foto Nº 18). Se puede notar en estas fotos la simetría que se lleva a nivel de las torres y la calle central, donde la cornisa y las columnas adosadas al friso dan paso a cada cuerpo del templo.

glodis 18

Estado actual de la Iglesia “Nuestra Señora de la Candelaria” de Bailadores

La Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria actualmente gracias a la labor de los párrocos que han estado a cargo de ésta, conjuntamente con el actual Párroco Aldemar Villasmil, la Comunidad y la Alcaldía la han mantenido en muy buen estado, tal es el caso  que no presenta filtraciones, la techumbre esta en perfecto estado, al igual que toda su parte  interna y externa no presentan deterioro alguno, pero no por esto se debe de dejar de darle un mantenimiento  o restauraciones profesionales cuando se necesite.

El templo cuenta además con obras en buen estado que podríamos calificar de gran valor cultural y artístico y de las cuales valdría la pena estudiar en posteriores trabajos de investigación, así como también elaborar un inventario bien detallado de las mismas; estás son pictóricas, escultóricas y un gran número de piezas de mobiliario.

Una nueva visión llenan los espacios de la Iglesia, ya que en este año le fue instalado un sistema de iluminación de estado sólido (LEDS) para que la obra proyectase sonido y luz con policromía inimaginable; generado por un sistema de luminarias y equipos computarizados de alta tecnología para dar emotivas sensaciones y simbolismos a las personas que presencias este espectáculo.[8]

Registro Fotografico del estado actual de la Iglesia “Nuestra Señora de la Candelaria

Esta sección contiene un número de imágenes que supera la capacidad de almacenamiento de nuestra página. Los interesados pueden contactarnos  a través de proyectoartemerida@gmail.com para solicitar las imágenes o cualquier información adicional que puedan necesitar. Pedimos disculpas por los inconvenientes.

Conclusiones

A partir de la investigación realizada hemos determinado los aspectos más importantes que constituyen el soporte del trabajo y en primer lugar debemos destacar la importancia de la Población de Bailadores durante la época de la Colonia, puesto que en su fundación aproximadamente para 1578 el español Francisco de Cáceres hace una relación de las estancias y hatos para repartir indios y estos cumplan duras faenas de trabajo bajo el mando de encomenderos. La constitución del pueblo como tal data del 04 de Octubre de 1601, a petición de los encomenderos, Esta fundación la realiza el Juez Pedro de Sande, con indígenas de las etnias Bailadores, Yeqüines y Mucutíes.

A partir de documentos encontrados en el Archivo Arquidiocesano de Mérida, podemos denotar que la actual Iglesia fue construida en el mismo lugar donde se llegó a construir la primera ermita en terrenos que dono el padre Bartolomé Carrero en el siglo XVII.

En la descripción que se ha realizado de la Iglesia, se destacó los aspectos más importantes y que la convierten en uno de los templos mejores conservados y con algunos ejemplos de arquitectura colonial de nuestro país. Otro elemento importante es el foco de iluminación formado por los vitrales que están dispuestos en la cúpula, los que están sobre la arquería que sostienen la techumbre, y los de mayor tamaño están ubicados en las naves laterales.

Dada la cantidad de influencias presentes en el Templo y las cuales se merecen un detallado estudio posterior, se podría decir que esta edificación no esta dentro de un estilo en particular, puesto que conjuga varios estilos y entonces cabe decir que se trata de una arquitectura ecléctica.

Así pues la investigación y el estudio de obras arquitectónicas en Historia del Arte deben ser actividades que permitan nuevos modos de pensamientos y acceso al contexto estético, cultural, artístico, religioso de nuestro país y en especial nuestro Estado.


[1] Porras Cardozo, Baltazar Enrique (1995). Fondos Documentales del Estado Mérida siglos XVI-XX, Diagnósticos e inventarios, Alarcón Fernández, editor. Pág. 85.

[2] Guerra Zambrano, Nilson (2002). Bailadores, Mocotíes y Mumuquena, Hijos del Espíritu Santo de la Grita. Mérida: Ediciones Solar. Págs. 21-22-25.

[3] Entrevista realizada al Prof. Antonio Ovallos (18-05-2007).Historiador y Cronista de la Población de Bailadores.

[4] Parada Ramírez, José Gregorio (2001). Imágenes de Bailadores. Mérida: INMECA. Págs. 19.

[5] Revisión de documentos en el Archivo Arquidiocesano de Mérida. Sección de Templos y Capillas. 1795-1813.

[6] Revisión de documentos en el Archivo Arquidiocesano de Mérida. Sección de Curatos. 1784-1958.

[7] Entrevista realizada al Prof. Antonio Ovallos (18-05-2007).Historiador y Cronista de la Población de Bailadores.

[8] Entrevista realizada al Prof. Antonio Ovallos (18-05-2007).Historiador y Cronista de la Población de Bailadores.

Referencias Bibliográficas

–       Benavides, R. (Cronista). Diario El Vigilante. Mérida, 9 de Marzo de 1958.

–       Gasparini, Graziano (1965). La arquitectura colonial en Venezuela. Caracas: Armitano.

–       Guerra Zambrano, Nilson (2002). Bailadores, Mocotíes y Mumuquena, Hijos del Espíritu Santo de la Grita. Mérida: Ediciones Solar.

–       González, Liliana. (Periodista). Diario El Vigilante. Mérida, 14 de Septiembre de 1995.

–       Guerrero, Indalecio. (Cronista). Diario El Vigilante. Mérida, 13 de Diciembre de 1994.

–       Noriega, Simón (1977). Formación de ciudades coloniales en Venezuela- siglo XVI. Programa presentado ante el Congreso Internacional de Americanistas realizado en Alemania.

–       Parada Ramírez, José Gregorio (2001). Imágenes de Bailadores. Mérida: INMECA.

–       Porras Cardozo, Baltazar Enrique (1995). Fondos Documentales del Estado Mérida siglos XVI-XX, Diagnósticos e inventarios, Alarcón Fernández, editor. Mérida

–       Templos y Capillas. Archivo Arquidiocesano. Años  1795 a 1958.

Referencias Electrónicas

– Alcaldía de Municipio Rivas Dávila. (s/f). [On-Line]. Disponible en: http://www.software.funmrd.ve/gobierno/rivasdavila/historia.htm

Anuncios

0 Responses to “Historia de la iglesia “Nuestra Señora de la Candelaria” de Bailadores. Glodis Pérez (2007)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: